Energía nuclear, un fenómeno más allá del bien y el mal.

La capacidad humana, la ciencia y la tecnología se unen para la creación de herramientas las cuales son utilizadas bajo la intención de cada sujeto. En nuestra historia se encuentran catástrofes naturales como terremotos en India, tsunamis en Japón y algunos accidentes creados por el hombre, como el error en la planta nuclear de Chernóbil y el ataque con bombas nucleares a ciudades de Japón, que plasman en nuestra memoria la capacidad destructiva del hombre. Mi principal motivación con este ensayo es poder sensibilizar a los lectores sobre el daño que podemos llegar a causar con la utilización de la energía nuclear. La energía nuclear es un fenómeno que tiene beneficios y objeciones; los cuales dependen de los fines políticos, sociales y económicos de países potencia en relación con la utilización de esta energía. El ensayo se centrará en el análisis de los intereses de los sectores involucrados y su aporte a la sociedad.

El medio ambiente es un factor en el cual es preciso abordar, ya que el ser humano está ligado con otros seres vivos, como la naturaleza y animales. Un reactor nuclear libera energía en forma de calor; el calor se emplea para generar vapor de agua ayudando al medio ambiente, esto es una ventaja de este tipo de energía, con esta evitamos que se liberen otros tipos de gases que pueden dañar la capa de ozono o aumentar la contaminación en el planeta. La energía nuclear garantiza un suministro eléctrico para sus beneficiarios, mientras alguna parte de la sociedad estaba de acuerdo otra no compartía esta idea debido a los riesgos existentes. Los países potencia apoyan la iniciativa nuclear porque deben un porcentaje representativo de su energía eléctrica a las centrales nucleares.

 A lo largo de las últimas décadas diferentes países, sobre todo europeos, han      mostrado una postura favorable en relación al uso de la energía nuclear. Uno de éstos es Francia, que desde los años 50 del siglo pasado se convirtió en un importante promotor de la energía nuclear como apuesta energética. Francia es uno de los diez mayores consumidores de energía nuclear a nivel mundial y el segundo en la Unión Europea. Además, es el mayor productor de energía nuclear y tiene el segundo lugar en capacidad nuclear instalada. (Charleton, 2005, p.3)

Con lo anterior, se puede evidenciar cómo la utilización de esta energía es considerada buena en ciertos lugares del mundo, además es vista como solución a problemáticas energéticas, dejando de lado a veces los riesgos que esta puede producir.

Por otro lado, encontramos que la utilización de la energía nuclear está ligada a intereses particulares que buscan la concentración del poder en países desarrollados que manejen este fenómeno. Un ejemplo evidente son los bombardeos estratégicos de las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki por parte de los Estados Unidos, que condujeron a finalizar la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, es innegable que la cantidad de energía nuclear producida es gigante, la cual está incentivada por el interés financiero, ya que permite suministrar una electricidad bastante barata, esto ayudará al crecimiento económico de los países que la utilicen. La energía concentrada de alta calidad ha llegado a ser una necesidad básica en nuestra sociedad industrial, ya que trae pocos costos y permite que la producción sea eficiente.

Un uso adecuado es clave para la evolución de esta energía en el territorio en el que esté presente, ya que una mala praxis puede ser devastadora, podría generar alteraciones genéticas dentro de los seres vivos. Personas afectadas por la radiación tienen varias opiniones: “Mientras algunas voces pedían más reactores nucleares lo más rápidamente posible, otras planteaban cuestiones distintas, algunas de las cuales resultan también difíciles de responder, relacionadas con la seguridad, los costos, la dependencia tecnológica, etc.” (Aleksiévich, 1997, p. 104). Lo anterior muestra la división en opiniones, la concepción de energía nuclear depende del punto de vista desde donde se analiza este fenómeno.

El futuro de nuestro mundo dependerá de lo que sepamos de la energía nuclear y del manejo que le demos a esta, porque muchas veces pasamos por alto algunas advertencias en reactores, como lo menciona la licenciada Cecilia Magaquían “La clave para reducir los riesgos nucleares, se encuentra en Naciones Unidas. Mientras que funcione correctamente no hay necesidad de obligar a los países miembros a que detengan sus programas nucleares, mientras se cumpla con las instancias de control.” (Magaquían, 2010, p.10). Esto evidencia que más allá del mantenimiento a los reactores, podemos a partir de organizaciones generar un control sobre la utilización de la energía nuclear.

Muchos fines económicos y políticos se basan en intereses y en la centralización del poder, mientras que el ámbito social de cierta forma se ve desfavorecido. El riesgo que se toma es grandísimo; un ejemplo fue la catástrofe de Chernóbil, donde la población humana se vio afectada en gran magnitud: la radiación pasó a ser un fenómeno inherente en la vida de las personas afectadas: “Me he torturado, he rebuscado en mi memoria y al fin he recordado ¿Para qué recordar?, ya nada es igual en mi vida después del accidente del reactor de la planta.” (Aleksiévich, 1997, pág. 37). Este testimonio hace parte de una entrevista, en donde se muestra cómo los accidentes, producto de este tipo de energía, afectan directamente a una población, a un grupo de individuos. No podemos priorizar la parte económica sobre la parte social, se deben analizar las consecuencias.

En conclusión, podemos observar cómo la energía nuclear trae consecuencias a vidas humanas, bien sea de manera directa o indirecta. Las características de la energía nuclear son de carácter positivo y negativo, los intereses del uso de este tipo de energía están determinados por cada Estado en los que se desarrolle; aspectos sociales, políticos, económicos y ambientales juegan un papel destacable, ya que a partir de estos aspectos podemos analizar concretamente las ventajas y desventajas que presenta la energía nuclear. Hay grandes y buenas ventajas, sin embargo, el riesgo que se corre con la utilización de esta energía es de gran magnitud, se han presentado varios accidentes con energía nuclear donde existieron varias alteraciones, hemos corrido con suerte de frenar o tomar medidas frente a este fenómeno.

Referencias:

 

  • Aleksiévich. (1997). Las Voces de Chernóbil. Recuperado de

https://goo.gl/Sknssl

  • (2005). La energía nuclear. Recuperado de

https://goo.gl/DKMRq2

  • (2007). Energía nuclear o energías alternativas. Recuperado de

https://goo.gl/sxWyUi

  • Magaquían. (2010). La energía nuclear en la política internacional: pasado y presente. Recuperado de

https://goo.gl/Uz9veB

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s