— Las sobras del cumpleaños

A las 7:10 de la tarde un domingo, caminaba hacia donde yo creía era “abajo”, a juzgar por la elevación del terreno. Al final del camino de pedregullo había un cielo. Era el cielo de las 7 de la tarde, cuando quienes trabajan en los campos exprimen las naranjas hacia arriba y lo tiñen. Era […]

a través de — Las sobras del cumpleaños

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s